Hay momentos en los que nos miramos al espejo y nos preguntamos si podríamos mejorar nuestro aspecto con un tratamiento de ortodoncia, pero no estamos muy seguros de que este tipo de tratamiento sea para nosotros. Descubre cuándo es necesario ponerse brackets.

En este artículo te explicamos una serie de síntomas que te indicarán que necesitas un tratamiento de ortodoncia antes incluso de acudir a una clínica dental.

 

 

¿Cómo saber si necesito ortodoncia?

Advertir en primer lugar que lo más común es, comenzar el tratamiento en la infancia, ya que al tener los dientes de leche, es más fácil y rápido realizar movimientos. Esto no significa que no podamos hacerlo de adultos con dientes definitivos. Lo único que varía es la duración del tratamiento.

Los signos de que necesitaremos brackets o llevar aparato dental son:

 

Dientes torcidos

En este caso, por mucho que nos cepillamos, siempre van a quedar restos de comida entre nuestros dientes. Esos restos de comida, a la larga nos perjudican de tal forma que pueden hacer que suframos pérdida de dientes.

 

Dientes separados

Esto es tan malo como tenerlos juntos y torcidos. Si los tienes separados, tus encías quedan descubiertas y tienen contacto directo con la comida, que con el tiempo se pueden inflamar.

 

Dientes apiñados

Esto quiere decir que están demasiado juntos. Para descubrirlo, intenta pasarte el hilo dental. Si es muy difícil, quizás sea porque están apiñados demasiado cerca el uno del otro.

 

Mala mordida

Cuando tienes una mordida mal encajada, los dientes no están protegidos correctamente lo que hace que sea muy incómodo comer o

hablar frente a otros. También es difícil y en ocasiones doloroso masticar y los dientes son susceptibles a traumas y daños severos.

 

Dolor de mandíbula

Esto puede ser porque esté desalineada, y se podría solucionar con brackets.

 

Tensión muscular al masticar

Derivando en dolor de cabeza y fatiga.

 

Todos estos problemas se pueden corregir gracias a la ortodoncia. El resultado no es solo alinear los dientes. Gracias a la ortodoncia se puede recuperar la funcionalidad de la boca que se haya perdido por culpa de estos problemas.

 

boca de chica con invisalign

 

Tipo de tratamientos de ortodoncia

Dentro de la ortodoncia, existen distintos tipos:

 

Ortodoncia fija

Son los brackets, tanto metálicos como cerámicos. Se sujetan de manera fija a la superficie del diente. Los metálicos son los que pasan menos desapercibidos, mientras que los cerámicos, al tener el mismo color que el diente, dan una imagen mucho más sutil.

Ortodoncia invisible

Es una ortodoncia removible y transparente que se adapta al contorno de la dentadura, haciéndola prácticamente invisible cambiando así la posición de los dientes.

Las férulas invisibles tienen que llevarse al menos durante 22 horas al día para que surtan efecto, quitándolas solamente a la hora de la ingesta de alimentos y la higiene dental.

 

 

 

Especialistas en tratamientos de ortodoncia en Cerdanyola del Vallès

Corrige tu sonrisa con el método que mejor se adapte a tus necesidades.

En nuestra clínica dental Smalium de Cerdanyola del Vallès contamos con la tecnología más avanzada para solventar todo tipo de problemas, tanto estéticos como funcionales.

Pide cita o llámanos al 932 96 74 65 sin compromiso, ¡te esperamos!